lunes, 20 de octubre de 2008

Nos vamos a Canencia

El inicio de la ruta es el mismo puerto de Canencia, situado a 56 Km al norte de Madrid, a 7 de Miraflores de la Sierra y a 9 km. del pueblo que le da nombre.

Es un puerto de mediana altitud, 1.524 m. sobre el nivel del mar, que lo diferencia de otros por tener abundante vegetación arbórea, pues sus vientos y temperaturas son menos rigurosos. También es un puerto abierto, con amplias zonas para áreas recreativas, sitios para barbacoas portátiles, fuentes, pero con el hándicap de no disponer de transporte público para acceder a él.

Lo más destacado de esta ruta va a ser la gran variedad de vegetación que se conserva. Ya en el mismo puerto vemos dos arbolitos de unos cuatro metros y con un color verde oscuro, muy oscuro: son dos tejos. Luego veremos más y más grandes. Dejamos una fuente a la derecha, con una zona de bancos, toda ella en piedra berroqueña granítica. Esta primera parte, en las cercanías del puerto, será toda granítica; más hacia el oeste, aparecerán los gneises.

Llegamos, a los pocos metros de ascenso, a una valla verde que impide el paso a los vehículos y que podemos pasar por una puerta por el lateral izquierdo. A partir de ahora nos sumergimos en un inmenso bosque de pinos, donde van a destacar las rocas. Bolos graníticos nos van a aparecer en la ladera, a ambos lados del camino.

1 comentarios:

ViCkY dijo...

El viaje fue muy divertido aunque hay que destacar la cantidad de agua que nos pudo caer, pero a pesar de todo resultó una excursión muy entretenidad. :)